Inspirando a niñas con juguetes «para niños»

Mercedes-Benz unió fuerzas con Mattel para contar la inspiradora historia de Ewy Rosqvist, que fue una campeona de carreras durante su tiempo.

Las dos marcas trabajaron en conjunto para abordar los estereotipos de género a los que los niños están expuestos a una edad temprana y destruirlos.

Ambas marcas también entienden que gran parte de los conceptos establecidos se deben a cómo se comercializan los juguetes para el público objetivo joven y la nueva campaña tiene como objetivo cambiar eso a una luz más positiva y abierta.

Juntos crearon un auto Matchbox del clásico 220SE Mercedes-Benz, que también fue el mismo carro victorioso conducido por Ewy Rosqvist en 1962. El comercial comienza con un grupo de niñas a las que se les pidió seleccionar un juguete para jugar, seguido por la selección que se ajusta a los estereotipos de género. Después se les mostró el video inspirador de Rosqvist y amplió sus horizontes de inmediato, entendiendo que no tienen límites para lo que depara el futuro.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.