Crowdsourced Graffiti.

El estudio italiano de arte Carlo Ratti Associati manipuló dispositivos voladores no tripulados (drones) para producir el primer trabajo de graffiti colectivo.

Con la ayuda de Tsuru Robotics y la Compagnia di San Paolo, cuatro drones completaron una pieza de graffiti a gran escala en Turín, Italia. Etiquetado como el UFO, o Urban Flying Opera, el nombre resume todos los aspectos de la empresa, desde la grandeza de un proyecto creado por drones hasta su existencia en un espacio urbano de la ciudad.

En un lapso de dos días, cuatro máquinas instaladas con bombas de pintura crearon el “futuro del paisaje urbano” inspirándose en lo que usuarios de internet dibujaban respondiendo cuál creían que sería el futuro de las ciudades.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.