Go with the fake

La marca de ropa Diesel abrió una tienda en la zona de Soho en Nueva York, un área conocida por ser el epicentro de falsificaciones de todo tipo de marcas. Allí, empezó a vender productos que parecían una copia de los propios productos de la marca. 

La gente que se atrevió a comprar no sabía que en realidad se estaban llevando, por una décima parte de su precio, prendas reales de Diesel. Al anunciar oficialmente la colección limitada, fue un éxito y la ropa se agotó en menos de 24 horas.

Con este experimento, Diesel quiere celebrar a los valientes que se “salen del camino”  para  encontrar un estilo: propio y único.

 

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.