Pixi, arte digital en el bosque

Pixi es una instalación en la provincia de Drenthe, Holanda creada por el colectivo Werc. Consistió en crear una serie de luces inteligentes que contienen información sobre comportamientos naturales que pueden responder unas a las otras.

Estos “focos” están conectados a un dispositivo que almacena datos y se manifiestan a través de inteligencia artificial. El comportamiento no está regulado por alguien, sino que cada foco manda información a las demás y de esa manera parece que interactuan entre ellas.

La intención original de esta instalación era para un festival de música pero el colectivo decidió que sería mejor subsidiarla y ahora busca fomentar más visitas nocturnas al bosque. Para poder visitarlo te necesitan dar una linterna especial que tiene la misma información de comportamiento que los focos y al acercarse provoca que todos los demás se prendan.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.