Tecnología disruptiva en el mercado de los diamantes

La industria de las piedras preciosas ha sido muy controversial desde sus inicios, por una parte representa lujo y por otra parte está ligada a prácticas poco éticas, trabajos forzados, gobiernos inestables y largas cadenas de intermediarios que ajustan los precios.

Diamond Foundry es la primer empresa que junto con los equipos de ingeniería de MIT, Princeton y Stanford, ha logrado recrear el proceso de hacer diamantes replicando la forma en la que se encuentran en la naturaleza.

 

El proceso no es fácil y ha requerido de una gran inversión, pero es un gran avance que está revolucionado la forma en la que se concibe este producto.

Gracias a este descubrimiento se pueden obtener diamantes sustentables que no generan huella de carbon, no se cuestiona la calidad ni pasa por tantas manos de intermediarios. Pero lo mas importante es que este nuevo producto no conlleva todas las connotaciones negativas ni las prácticas violentas que los diamantes naturals sí representan.

Las nuevas generaciones se caracterizan por buscar soluciones que impacten de manera positiva nuestro planeta y no tienen miedo de transformar los paradigmas pasados de cómo se han hecho las cosas. Ahora lo que nos toca es apoyar estas causas e iniciativas que buscan crear un mejor futuro.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.