Tecnología biometrica en la arquitectura.

La arquitecta Ann Sussman y la diseñadora Janice M. Ward han empezado a estudiar como el cerebro humano visualiza las construcciones. La principal razón por la cual empezaron este estudio fue para satisfacer su curiosidad de saber porque hay lugares que hacen que las personas quieran caminar o pasar más tiempo ahí. A partir de eso comenzaron a cuestionarse como es que, a través de la ciencia, se puede saber exactamente lo que a las personas les gusta y buscan en su entorno para que los diseñadores puedan mejorarlo. Para realizar esta investigación, usaron tecnología biométrica para entender la respuesta que los seres humanos tienen hacia la arquitectura.

Lo que hicieron fue adaptar un dispositivo lector de la vista y registrar como las personas respondan a una serie de imágenes de fachadas. También se analizaron las expresiones faciales para descifrar como se sentían las personas al ver estas imágenes. Gracias a esto se pudo identificar cuales son las cosas que hacen que las personas permanecieran más tiempo viendo alguna fotografía, lo cual se puede externar a las fachadas reales.

A partir de estos resultados se obtuvieron insights interesantes de la respuesta humana como por ejemplo, que las personas ignoran las fachadas simples o vacías, que siempre buscan a personas dentro o fuera de los edificios y que nuestro subconsciente influencía las cosas a las que le ponemos atención.

Con estas ideas, los arquitectos podrían potencialmente realizar sus diseños para obtener un comportamiento específico, como por ejemplo, hacer que las personas socialicen en ciertos puntos, que caminen más por ciertas áreas o que se sientan más felices con su entorno.

Esta es una gran herramienta para diseñar con intención y al mejorar la experiencia de los espacios, mejorar la calidad de vida urbana.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.