Sitio arqueológico debajo de las oficinas de Bloomberg.

Después de la Segunda Guerra Mundial arqueólogos encontraron los restos de lo que parecía ser ruinas del Imperio Romano en la cuidad de Londres. Al seguir excavando se dieron cuenta que estas ruinas no pertenecían a lo que conocemos como la ciudad antigua, sino que eran parte de un templo que veneraba al dios Mithraeum, una secta de puros hombres y hogar a un culto misterioso de la época.

Después de muchos años de investigación, el sitio arqueológico por fin abrirá sus puertas al público londinense. Esta zona arqueológica está situada en dónde originalmente se encontraron los restos del templo, debajo de las oficinas europeas de Bloomberg.

La exposición fue curada por el despacho de diseño Local Proyects, la curadora Nancy Rosen, el consultor Matthew Schreiber y por el despacho de arquitectos Studio Joseph. La intención de la exposición fue recrear la experiencia que las personas pertenecientes al culto sentían al entrar al templo o participar en rituales religiosos.

El recorrido comienza en la superficie donde se muestran objetos que se encontraron en las excavaciones cómo monedas, joyería y cerámicas. También hay una exposición de arte contemporáneo inspirado en el templo que te acompaña hasta llegar al segundo piso donde están situadas las ruinas. Ahí se reconstruyó la estructura del templo con proyecciones sobre los restos arqueológicos y el recorrido es acompañado de sonidos para complementar la experiencia.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.