Mejorar servicios para romper barreras culturales

Uno de los retos a los que se enfrentan muchas empresas, es lograr convencer a sus posibles clientes de los beneficios que tienen sus productos cuando éstos tienen que ver con barreras culturales y tradiciones milenarias.

Estos problemas suceden cuando marcas globales buscan entrar a nuevos mercados y encuentran obstáculos para mostrar sus productos y reflejar las ventajas de usarlos. Un ejemplo reciente de este caso fue el problema al que se enfrentó la empresa de herramientas alemana Bosch al darse cuenta de que la mayoría de los trabajadores y artesanos en Nigeria utilizan herramientas anticuadas que hacen sus trabajos muy lentos e ineficientes.

Bosch Power Box es un concepto creado en Nigeria para que negocios e individuos compren, renten o tomen prestadas herramientas que les ayuden a crecer sus negocios.  Se trata de un programa que busca mejorar la relación de la marca con la industria de la construcción y entender a fondo las necesidades de quienes utilizan sus herramientas y productos. 

Imagen relacionada

A través de entrenamientos específicos a artesanos, cursos de capacitación a constructoras y alianzas con instituciones financieras para otorgar créditos y préstamos, han logrado implementar un concepto que se extiende más allá de los productos de la marca. Bosch Power Box tiene el fin de crear o crecer pequeños negocios y acercarlos a la economía formal en un país en vías de desarrollo como Nigeria. 

 

Se trata de una oportunidad para entender a un mercado y las barreras culturales que puedan existir frente a ciertos productos o tradiciones.

 

One Response to “Mejorar servicios para romper barreras culturales”

  1. Martha

    ¿Como podría aplicar esta idea en las comunidades? No en el sentido de colocar una marca, sino de dotar de recursos materiales para empoderar a las personas y sus economías en las zonas de desastre.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.