Esculturas 3D con ilusiones ópticas

La relación de las matemáticas con el arte se ha expresado de muchas maneras a lo largo de los años a través de estructuras o cálculos aritméticos que definen proporciones que se expresan en pinturas o figuras.

John Edmark es un ingeniero y profesor de Stanford obsesionado con las espirales y la matemática detrás de ellas. A través de ecuaciones y cálculos, ha replicado patrones de la naturaleza en esculturas en 3D que al girarlas y fotografiarlas crean un efecto “bloom” infinito.

Los patrones espirales que Edmark crea están inspirados en la proporción áurea o golden ratio que se encuentra en plantas, frutas y demás estructuras en la naturaleza. Además, el ahora artista explica su obsesión diciendo: “Las espirales hacen referencia al hecho de que nunca regresamos al mismo lugar, que nunca nada realmente se repite – es algo que nunca termina”.

Las piezas que creó bajo este concepto son esculturas impresas en 3D diseñadas para animarse mientras giran debajo de un estrobo. Este efecto se logra con rotaciones progresivas siguiendo la proporción áurea phi (ϕ) que aparece en patrones de girasoles o alcachofas y con una cámara capturando una imagen cada 135º de rotación. Las Blooms logran una ilusión óptica de movimiento infinito que gracias a la impresión 3D adquiere una textura y percepción nunca antes vista.

 

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.