Electrodoméstico ecológico

Flat pack toaster es el proyecto de Kasey Hou que pretende cambiar la manera en que nos relacionamos con los electrodomésticos descompuestos. La inspiración de este proyecto viene de la gran cantidad de desperdicio electrónico que generamos diariamente. En el caso de los electrodomésticos pequeñas fallas los vuelven obsoletos, forzando a los consumidores a reemplazarlos.

Hou simplificó el mecanismo del tostador común para que cualquier persona pudiera ensamblarlo y en caso de ser necesario, repararlo. A diferencia de un tostador convencional Flat pack toaster no tiene un mecanismo pop-up que impulse el pan hacia arriba una vez tostado. En su lugar tiene unas charolas especiales que se retiran manualmente una vez que se ha alcanzado el nivel de tostado deseado. Este simple cambio fue clave en permitir que éste tostador pudiera ensamblarse y repararse de manera sencilla.

Además como su nombre lo indica el producto viene desarmado y empacado en una caja plana, reduciendo el consumo energético de su transportación. Lo que también invita a los compradores a ensamblar el producto siguiendo las sencillas instrucciones. Hou dice que el hecho de ensamblar el producto inicialmente le da la confianza a los consumidores de desarmarlo y hacer reparaciones en caso de ser necesario, reduciendo así la obsolescencia del producto y la contaminación electrónica.

De acuerdo con las Naciones Unidas, cerca de 50 millones de toneladas de desecho electrónico son producidas anualmente, de las cuales únicamente el 12.5% se recicla. Flat pack toaster es un buen primer paso hacia un mundo en el que la obsolescencia electrónica deje de existir gracias a productos que permitan ser reparados de manera sencilla.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.