La primer calle inteligente y sustentable

El mundo del retail y las experiencias para consumidores vive cada vez más en un espacio digital a través de pantallas. Pese a esa tendencia, la tecnología también puede darle un valor agregado a momentos fuera de lo digital y agregarle elementos atractivos que revitalicen espacios físicos en ciudades.

 

Bird Street es la primer calle inteligente con diferentes elementos y características tecnológicas que ayudan y mejoran el medio ambiente.  A un costado de Oxford Street en Londres, una de las calles más importantes del mundo, aparece este callejón que fue adaptado con estaciones que buscan ser un referente para el futuro de las ciudades inteligentes eco-friendly.

La calle cuenta con una estación purificadora de aire diseñada por Airlabs que elimina el 98% de los contaminantes la cual funciona como una banca para que los peatones tomen un descanso.

 

El pavimento es parte de un sistema de tecnología de Pavegen que transforma la energía generada por los pasos y la convierte en energía eléctrica para la iluminación de la calle. Los sensores se conectan a una app que muestra a la gente la cantidad de energía que está creando.

La instalación busca dotar de elementos tecnológicos a calles y lugares abandonados en ciudades para atraer a personas y al mismo tiempo, generar energías limpias y reducir la huella de CO2.

¿De qué manera podemos utilizar la tecnología para darle nueva vida a espacios en las grandes ciudades del mundo?

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.