Rescatando y alimentando a México

Hace un par de días en nuestra cafetería “Cavendish”, tuvimos una conversación con Ximena Ávalos, Coordinadora de Programas Especiales del Banco de Alimentos de México (BAMX) acerca del rescate de alimentos, el combate de la desnutrición en México y el apoyo a comunidades vulnerables de nuestro país.

BAMX es una organización de la sociedad civil cuya labor inició hace 22 años y actualmente cuenta con la segunda Red de Bancos de Alimentos más grande del mundo.

Cofundadores de “The Global FoodBanking Network”, BAMX se dedica, a través de su Red, a recolectar alimentos en riesgo de desperdicio para entregarlo a comunidades vulnerables e instituciones que lo necesitan. Pero ¿de dónde sacan suficiente comida para impactar a 1,137,000 mexicanos?

Alineados con la Agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030, BAMX busca generar un modelo sostenible de rescate de alimentos; esto quiere decir que BAMX no solo alimenta a la población mexicana que más lo necesita, sino que lo hace mientras aprovecha el alimento en riesgo de desperdiciarse en el campo, restaurantes, centrales de abasto, hoteles, entre otros.

Por último, BAMX tiene diferentes iniciativas; desde impartir talleres de nutrición para enseñar a las familias la forma correcta de usar ciertos ingredientes y cocinar de forma sana, hasta encontrar formas más eficientes de alimentar a familias mexicanas al tiempo que promueve el consumo responsable.

¿Quieres apoyar a BAMX? Su proyecto “Comer en Familia”, creado en alianza con Fundación Femsa y la UDEM es una forma de hacerlo, ya que, en conjunto, diseñaron un recetario con recetas tradicionales cuyo objetivo es mejorar los hábitos alimenticios de la familias mexicanas a través del consumo prioritario de frutas y verduras. Al adquirir un recetario, BAMX entrega de manera gratuita 3 recetarios a familias beneficiarias de los Bancos de Alimentos.

A través de su modelo, esta organización ha encontrado la forma de convertir lo que muchos podrían considerar un desperdicio, en una ventaja para muchas personas que viven en carencia alimentaria, arreglando dos problemáticas con sólo una acción.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.