La línea entre biología y tecnología esta comenzando a borrarse.

En su segunda ley, Arthur C. Clarke dice: “La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá, hacia lo imposible.” y el MIT nos demuestra que es posible convertir la biología en una nueva tecnología.

BioLogic es una tela Spandex que utiliza bacterias como si fueran sensores. Éstas son capaces de sentir la temperatura corporal y regularla a través de un sistema de ventilación adherido a la tela.

Las bacterias sienten la temperatura corporal y se van expandiendo conforme la temperatura aumenta, lo que a su vez abre unas ventilas adheridas a la ropa.

Actualmente las bacterias están comenzando a ser utilizadas en muchas industrias además de la textil. Dependiendo de sus propiedades, podemos encontrarlas en la industria de la construcción, industria de embalaje o incluso en el mundo de la limpieza.

¿Qúe problema podría ser resuelto utilizando una bacteria?

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.