Vivir una vida sin lo innecesario.

Nuestros hábitos de vida, sin pensarlo o quererlo suelen ser manipulados por algunas industrias. La publicidad, las redes sociales, los medios, impactan en nuestras decisiones, más allá del consumo.

En la última década, el Minimalismo, se ha convertido en un estilo de vida para algunas personas, más allá de su significado artístico, el minimalismo aquí es reflejado con la intención de vivir con lo mínimo posible, con el objetivo de encontrar felicidad y propósito en la simplicidad.

Un gran ejemplo de esto es el documental The Minimalism, protagonizado por los minimalistas Joshua Fields Millburn & Ryan Nicodemus, en el cual distintas personas se han sumado y nos cuentan el proceso de vivir una vida “con menos´´.

Algunos escritores han llevado esta filosofía hasta sus libros, por ejemplo Zen Habits de Leo Bubauta, o 10% Happier de Dan Harris, nos comparten su punto de vista de vivir mejor.

Y es así como algunas personas han renunciado a sus trabajos, a su vida de excesos y consumismo, eliminando sentimientos de ansiedad, estrés, avaricia, para encontrar un camino pleno. La meditación, la labor social, el arte, son herramientas y disciplinas en las cuales estas personas se han apoyado para encontrar un camino de mayor significado.

¿Qué pasaría si eliminamos de nuestro cuarto lo que no necesitamos? ¿Qué pasaría si nos vestimos solo con lo necesario? ¿Qué pasaría si dejamos de poseer cosas? ¿Tendríamos más tiempo, más espacio, más momentos?

Hacernos este tipo de preguntas a nosotros mismos, nos ayudarán a entender el significado de lo innecesario, y empezar a apreciar lo que realmente vale en nuestras vidas.

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.