Poster Tornamesa

En Nueva Zelanda la cerveza Beck’s reforzó su compromiso con la música por medio de posters interactivos, al apretar la tinta de estos posters podías tocar, detener y remixear canciones de artistas emergentes locales.

Poster

De acuerdo con los creadores del concepto, el poster tradicional lleva más de 200 años y era el momento de repensarlo.

La tinta conductiva en el poster transmite señales eléctricas de la misma manera que lo haría la pantalla táctil de un smartphone, estas señales son conducidas hasta un speaker de 80 watts detrás del poster. La música que tocaban correspondía a 10 artistas locales y se podía descargar desde una página web. Las descargas estaban limitadas a 10,000 piezas y los posters fueron distribuidos alrededor de ocho ciudades Neozelandesas.

Beck’s asombró a la gente con un poster que nunca habían visto y además les dio el beneficio de conocer música nueva y descargarla. Su campaña no se limitó solo a promocionar la marca, también le ofrecía un servicio de valor al público.





DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.