El kombo

Surplus wonder, un grupo de artistas Daneses, se dieron cuenta que la comida a domicilio no es tan atractiva como la que se puede consumir en un buen restaruante. Además de no ser una experiencia tan grata, a veces hasta resulta desagradable. Es por esto que decidieron hacer una especie de activación en la que iban a producir 250 comidas mexicanas a domicilio de muy alta calidad y basaron todo este proyecto bajo cinco musts: delicioso, humor, sorpresa, interación y visualmente atractivo.

Aunque muy poca gente se enteró, las 250 cajas se terminaron en menos de una semana. Decidieron hacer comida mexicana ya que es según ellos es la más divertida que hay, además, es fácil deleitar a sus comensales con un buen número de cilchés.

Funcionaba así:

La gente pedía por teléfono la comida y al tomar la orden se les daba un URL en el que podían checar como se preparaba su comida en tiempo real.

Ya listo, el paquete era llevado a domicilio por la compañía especializada de entrega de comida Room Service

Para poder abrir el paquete recibido,  se tenía que decidir que tan picoso se quería. Para esto venía una jeringa con medidas de picor, la cual inyectaba aceite de jalapeño para condimentar la comida.

Una vez que tenía el jalapeño deseado se podía abrir el paquete jalando una cuerda que detonaba una pequeña explosión, respresentando el disparo de una pistola.

Ya abierto se podía disfrutar de los platillos: pollo con mole aderezado con aceite de jalapeño, salsa roja, jugo de limón y totopos hechos a mano. De postre venía pan de platano con mermelada de jamaica y mantequilla de caramelo, acompañado de una muy mexicana cerveza Corona.

Via: Iamkombo

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.